Buscar este blog

lunes, 19 de marzo de 2012

Cómo elegir el fregadero y la grifería de cocina

Fácil manejo, higiene y ahorro son las tres características que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el fregadero y la grifería de la cocina. Y lo más importante, que su diseño se complemente.

El conjunto formado por el fregadero y la grifería es un elemento clave de la cocina. Y digo bien, son un conjunto, porque aunque sean dos elementos, siempre se han de elegir como una pareja. Y es que, que su diseño se complemente es fundamental para que luego su uso sea el idóneo y evitar salpicaduras, que sea incómodo de usar...

Fregadero y grifería deben escogerse siguiendo los consejos de un profesional. Sin embargo, de entrada, puedes tener en cuenta varias cosas: un fregadero pequeño no se puede combinar con una grifería de caño muy alto porque salpicará demasiado; en cambio, en un fregadero de gran formato, una grifería pequeña tampoco resulta útil; si optas por dos senos, la grifería tiene que ser siempre giratoria; si por falta de espacio, debes ubicar el grifo en una esquina del fregadero, es mejor que sea extraíble; además, piensa que los modelos bimando no son muy cómodos en la cocina.

¿Qué necesitas?
Después debes pensar en tus necesidades: si friegas mucho a mano (puedes necesitar dos senos) o tienes lavavajillas (quizá con uno es suficiente). Si sobre todo friegas piezas grandes (opta entonces por un fregadero XXL). Si te necesitas o no escurridor... Pensar en lo que normalmente haces en la cocina te ayudará a elegir los modelos que necesitas.
En el mercado hay de todo: cubetas diseñadas en esquina, alargadas, de formato XXL o XXS; griferías con caños de distintas alturas, giratorios, extraíbles, abatibles (permiten, por ejemplo, la instalación bajo una ventana sin ser un obstáculo); hay complementos como tablas de cortas o panales de vidrio superpuestos que amplían la superficie de trabajo, etc.

Materiales del fregadero
El acero inoxidable sigue siendo lo más usado por su relación calidad precio, pero cada vez más van ganado terrero los de granito, gres, cerámica, muy decorativos, y los sintéticos de Corian, Silestone... que se integran en una sola pieza en la encimera evitan juntas y filtraciones.

Instalación de la grifería
Las más habituales, son las encastradas o empotradas en el fregadero, ya que ahorran espacio en la encimera y provocan menos salpicaduras. Pero las griferías murales (empotradas en la pared) son muy decorativas.


Modelo Quantum Three, de Franke, con monomando retraíble y ducha extraíble
El mismo modelo de Franke, con el caño escondido
Grifería modelo Blue Fresh, de Grohe, con sistema de filtrado de agua
Fregadero de cerámica modelo Domsjö, de Ikea
Grifería modelo de pared Axor Uno 2 de Hansgrohe
Grifería modelo Zoom, de Roca
Fregadero modelo Cuadro, de Teka, con cubeta escurrido y tabla de trabajo de cristal
Fregadero Frame, de Teka, con dispensador de jabón
Grifería modelo Cuadro, de Tres Grifería
Grifería modelo Loft, de Tres Grifería
Grifería modelo Max, de Tres Grifería

No hay comentarios:

Publicar un comentario